lunes, 12 de septiembre de 2016

Momento suicida...

Tocando tan adentro
Cortando el cordel
Que me ata al espejismo

Al respirarte siento alivio
Aunque las navajas de este aire
Me corten con su filo

La luz blanca derramada sobre el suelo
Las horas avanzan
Pero yo no me muevo

He perdido el interés
En muchas cosas que me gustaban
Ahora solo quiero
Estar más cerca del infierno

El inexplorado sendero mental
El espectral umbral donde yacen
Los restos de las ilusiones que nunca tuve

Y los días siniestros que vagamente recuerdo
Aquellos en que me robaste incontables sonrisas
La cordura me grita que muy probablemente
Fueron fascinantes alucinaciones mías

Y quise hablarte para que me miraras una vez más
Compasivo y ausente con esos ojos tristes
Ya es tarde y los tordos cantan y vuelan

Y la luz blanca ha dejado de esparcirse sobre el suelo.


4 comentarios:

  1. Triste y bello poema.
    Estremecedor.
    Muy bueno, Angélica!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, me es grato saber que te ha gustado, agradezco que me hayas leído y lo agradezco infinitamente, saludos y abrazos.

      Eliminar
  2. Impacta el poema volar entre
    los umbrales de los sentimientos...
    Linda noche...

    ResponderEliminar