jueves, 2 de marzo de 2017

De la lluvia ...

Percibí aquel aroma entrañable
Las cristalinas gotas
Seguían derramándose sobre todo
El eco de unos pasos callados
Estallando contra el asfalto
La caída inevitable sobre el suelo

Todo esta mojado y frío 
Cómo lo están mis sentimientos
Empapados de melancolía
Mi mente divaga en cortos pensamientos

La lluvia me pone alegre
El gris presagió me envuelve
Recuerdo las tardes a tu lado
Envueltos el sabanas blancas
Y tu empapándome como el rocío 

Afuera la lluvia suave
Descendía con sutileza
En las maderas de los arboles 
Y tus manos ávidas
En mi deslizaban caricias

No se como atrapar la esencia
Que la tierra húmeda mana
Que me recuerda la calma
Que siempre me trae tu presencia


El erótico llanto
De nuestras pasiones
La entrega más profunda
Es la de nuestros corazones

La lluvia me recuerda
Que eres el dulce tormento
Que acecha mis pasiones
Mi delirio sagrado
Es hermoso observarte calladamente
A ti y a la lluvia

2 comentarios:

  1. La lluvia, siempre nos da felicidad a los melancólicos, muy bueno +Angelica Vega Mendoza!

    ResponderEliminar
  2. tu poesía es muy bella, joder que envidia, yo también quiero que alguna chica sienta eso por mi :(

    ResponderEliminar