martes, 28 de marzo de 2017

Angelus

Porque hay cosas 
Que aún golpean
Con fuerza mi conciencia 

Apagados a veces mis sentidos
Escapo en recuerdos distantes
Pero de aquello nada queda
Todo es ilusorio
Confuso y demasiado decepcionante

Lejanas estrellas
Viento frío aún en el rostro
¿Algún día mi dolor será sanado?

Que hay si ya no tengo fe en nada
Que hay si vacilo en mi desvelo
Ocultando mi sonrisa rota

Algunas noches 
Algún destello lejano me conforta
Sin saber que caí del cielo
Voluntariamente
A las fauces de esté infierno


3 comentarios:

  1. Muy bueno!Siempre hay algún destello, o ángel que nos conforta.A mi me conforta la naturaleza, ya no lo espero de las personas....

    ResponderEliminar
  2. Es sabio muy sabio el ya no esperar nada de nadie, y disfrutar de lo más bello que nos es otorgado bondadosamente...naturalmente

    ResponderEliminar