martes, 4 de octubre de 2016

Mortecina


Abrázame y nunca me sueltes
Toma mis muñecas 
Y clava tus garras en mi herida
Quiero saber el limite de esta muerte

Ángel de mis desdichas
El temor es una fría corriente
Que se desliza por mi frente

El dolor es un terrible veneno
Que desgarro mis entrañas 

Un beso quema mi cuello
Allí donde nunca nadie había besado

En tu pálido rostro 
Hay algo de consuelo para mi 

La soledad y el silencio nos envuelven 
Tierra enigmática de negros presagios
Nunca hubo quien bailará conmigo
En vísperas del infinito 
Ojala esté instante fuera eterno ...


3 comentarios:

  1. Me emocionó leer este poema, me gustó mucho, intenso final, así que me lo llevo para mis adentros. ¡Oh! No esperes que alguien baile contigo en víspera del infinito, llegará la muerte, te mirará con sus ojos secos, te tomará del talle y bailará en lo eterno la danza que te convidará la nada.

    Moonlit Knight

    ResponderEliminar
  2. Muy genial dama de las oscuras melancolias

    ResponderEliminar